Saltar al contenido
Duendes

Trébol de 4 hojas

trebol de la buena suerte
Trébol de 4 hojas

El trébol de 4 hojas es uno de los símbolos que está asociado con la buena fortuna . Esto se debe a que encontrarlos es muy poco común y raro, por lo que si una persona logra hacerlo, se considera con buena suerte.

Se estima que por cada 10000 tréboles de 3 hojas, hay un trébol de 4 hojas. Lo que corrobora la dificultad de encontrar uno de forma sencilla. Aunque, se han encontrado tréboles de cinco o más hojas. Incluso se tiene documentado que el trébol encontrado con más hojas, tenía cincuenta y seis.

Desde tiempos antiguos el trébol ha sido parte de la humanidad, ya que una es planta que crece de forma común en diferentes tipos de climas; de hecho existen tréboles rojos y blancos debido al clima de las zonas donde crecen. Han sido alimento y medicina. Existen registros de que los druidas, lo consideraban una planta mágica, pues representa en su forma común a la divinidad triple. Es posible que desde entonces el trébol sea de buena suerte.

La leyenda del trébol de 4 hojas y la buena suerte

Según algunas leyendas antiguas, Eva al abandonar el paraíso se cubrió con un trébol de cuatro hojas. Cada hoja representaba la esperanza, la fe, el amor y la suerte. Siendo los tréboles de tres hojas más comunes, se dice que todos los hijos de Eva tenemos las tres primeras hojas, y muy pocos la cuarta, es decir el trébol de la suerte.

Hay otra leyenda esta asociada a los Leprechaum irlandeses, duendes que tienen la capacidad de causar infortunios o buena fortuna. Se cuenta que un aldeano encontró un trébol de 4 hojas que estaba siendo protegido por un Leprechaum. Mientras el aldeano portaba el trébol de la suerte, fue bendecido con abundancia, sin embargo, tenía que cargar con el peso del Leprechaum en su hombro derecho hasta el día de su muerte.

San Patricio

San patricio
San patricio y el trébol

Se considera a San Patricio el santo patrono de Irlanda, pues fue quien introdujo el cristianismo a este país. En su crónica Confesio, hizo una analogía entre el trébol de la suerte, pero de tres hojas, con la santísima trinidad: padre, hijo y espíritu santo. Al parecer gracias a esta analogía logró evangelizar al país, pues los tréboles son comunes en Irlanda. De allí, se asocia el color verde con las celebraciones al santo. La fiesta de San Patricio empezó como una fiesta religiosa cada 17 de marzo, hasta que en 1903 se estableció como día nacional de Irlanda.

Una leyenda cuenta que San Patricio realizó un exorcismo para erradicar a todos los duendes de la región, que estaban fastidiando a los aldeanos católicos. Mientras que existe otra historia donde los Leprechaum se aparecen a atormentar durante la fiesta del santo, a todos aquellos quienes no usaran medias de color verde.

La asociación entre la bendiciones de los duendes, así como la visión católica de San Patricio, se ha difundido como símbolo, el trébol de la buena suerte.