Saltar al contenido
Duendes

Elfos

Desde el inicio de los tiempos hemos tenido una fascinación sobrehumana por los espíritus de la naturaleza, elfos y duendes, hadas y elfos, escribimos historias sobre ellos y retratamos sus rostros en nuestras pinturas. Es curioso, pero probablemente dentro de la naturaleza no existan unas criaturas tan mágicas e interesantes.

Sin duda, los elfos son un gran enigma dentro del mundo de la fantasía. Destacan por ser hipnóticos y misteriosos, existiendo al margen de toda mitología. Aun así nuestra fascinación por ellos no nos ha detenido y hoy en día existen múltiples mitos e historias sobre ellos.

Estos seres son conocidos por ser espíritus de la naturaleza muy sabios, casi etéreos. Sus orígenes se remontan al antiguo folclore europeo y se pueden seguir apreciando en la actualidad como todo unos iconos de la cultura popular.

Es difícil decir dónde comenzó todo, los mitos de elfos nos han acompañado durante siglos, pero lo que nadie puede negar es que son criaturas sumamente interesantes que merecen toda nuestra atención. Es por eso que nuestra intención el día de hoy es investigar, indagar y descubrir todo sobre este misterioso mundo élfico.

Duende elfo
Elfa

Etimología

Primero comencemos por su nombre. Si investigamos las distintas culturas descubriremos un patrón común: fueron llamados alf o alfa en Islandia; elfor o ellefolk en Escandinavia; elfvar en Suecia; elv para los daneses, alfvar, alf, alfar o alfr para los germanos; aelpen y aelf para los anglosajones.

¿Lo notas, verdad? Todos estos nombres tienen sus cimientos en la raíz indoeuropea albho, “blanco, brillante, resplandeciente”, de ahí la creencia popular de que eran más brillantes que el sol. Aunque otros afirman que proviene de la voz nórdica “evele“, con la que se denominaba a los hombres de rasgos delicados.

¿Qué son los elfos?

‘’Los elfos eran volátiles. Cabrear a uno sería una locura. Haría falta tener una cantidad suicida de agallas’’

― Michael Swanwick.

Son criaturas elementales, una raza propia dentro del grupo de los seres espirituales. De hecho no son muy diferentes a las hadas. Parecen ser de naturaleza humana pero tienen poderes mágicos que los hacen superiores.

Según la mitología nórdica, eran seres brillantes, ¡tan deslumbrantes que la gente los comparaban con el sol! Se describen como criaturas hermosas, delgadas y altas, con piel y cabello pálidos y poderes desconocidos. Era bien sabido que no se adherían a los roles sexuales normales.

Muchos solían pensar que vivían junto a los mismos dioses, pero la verdad es que eran simples seres espirituales; viviendo en un punto intermedio. La mejor forma de definirlos es como daimons, es decir, deidades menores que habitan entre lo mortal y lo divino.

En años modernos, tanto elfos como elfas han sido retratados como criaturas imponentes dentro de la misma fantasía. Un grupo luminoso de personas, con tez clara mucho más perfecta que los rasgos humanos. Se cree que esto es una referencia a su mentalidad fría, o quizás, una referencia a su divinidad.

Origen

En la mitología nórdica

elfos muñeco
Elfo

Los elfos son criaturas muy antiguas. Su origen lo podemos encontrar en la mitología nórdica, donde se les conocía como álfar. Usualmente son descritos como seres semidivinos asociados con la fertilidad y el culto a los antepasados.

Al igual que muchos seres elementales, no estaban sujetos a las leyes físicas y tenían poderes conectados con su elemento: la tierra. En la mitología nórdica, existían dos tipos: de luz y oscuridad. Algunas leyendas dicen que son la naturaleza personificada y por eso su aspecto tan peculiar; supuestamente está relacionado con las estaciones.

Su reino se encontraba Alfheim, uno de los nueve mundos de la mitología nórdica y que el dios Freyr era su gobernante. Eran deidades menores de la naturaleza. Se decía que tenían el poder de enfermar a los humanos, pero también de curarlos con su vasto conocimiento sobre poderes mágicos.

La verdad es que los escritores de los mitos nórdicos no tienen mucho que decir sobre los elfos. Sus papeles se desarrollaron más tarde en el folclore, los cuentos de hadas y en el mundo de las novelas fantásticas, como en ‘El señor de los Anillos’ del escritor J.R.R. Tolkien.

En el folclore inglés

elfos reales
Elfo del bosque

Después de los siglos, los elfos encontraron un nuevo espacio en la tradición germánica, específicamente en el folclore inglés.

Ahora, por primera vez eran vistos como seres espirituales, ambivalentes, hermosos y con poderes mágicos. ¡Eso sí, muuuy pequeños! Frecuentemente aparecían en baladas de origen inglés y escocés, así como en cuentos populares.

Los cuentos ingleses comúnmente representan a los elfos como personas pequeñas y agiles con personalidades traviesas, no muy diferentes a las otras criaturas del reino de las hadas. A menudo eran retratados como niños con características faciales claramente diferentes.

Las características notables de los elfos de los cuentos eran la travesura y la volatilidad. Se creía que en varias ocasiones hacían bromas a los humanos para divertirse, también eran capaces de generar enfermedades leves, ¡e incluso se pensaba que eran capaces de causar pesadillas!

Con el paso del tiempo los elfos comenzaron a formar parte del folclore europeo. Al punto de que en el siglo XIX era muy normal usar la palabra hada para referirse a elfos y demás criaturas mágicas.

Tipos de elfos

‘Los elfos de luz son más brillantes que la apariencia del sol, pero los elfos oscuros son más negros que la oscuridad en sí.” ― Snorri, Edda prosaica.

Han tenido numerosas representaciones a lo largo de los años; especialmente en este último siglo gracias a la llegada de ‘El señor de los Anillos’. No obstante es bien sabido que los elfos encuentran su origen en la mitología nórdica. De hecho los elfos de Tolkien están inspirados en los elfos nórdicos.

Los elfos nórdicos eran conocidos por ser dualistas, es decir, tenían dos variaciones (elfos de luz y elfos de oscuridad) y eran polos opuestos. Los elfos de luz eran semideidades que representaban todo lo bueno de la cultura nórdica, mientras que los elfos oscuros eran temidos y despreciados en los nueve reinos.

Evolución de los elfos

Han resultado ser seres enigmáticos tanto para los mitógrafos como para los folcloristas. Siempre han estado presentes en muchas leyendas, aunque no siempre sean los protagonistas.

Los elfos reales eran criaturas respetadas dentro de la mitología nórdica, pero lamentablemente empezaron a declinar con la introducción de la fe cristiana. En el siglo XVI, su popularidad disminuyó al punto de ser sólo espíritus pequeños, maliciosos y traviesos, capaces de hacer tanto el bien como el mal.

Como podrás notar, su evolución dentro del folclore ha sido notoria, pasando de cultura a cultura a lo largo de los siglos. Se podría decir que las historias de elfos son como ecos de un pasado mágico que ha caído en desgracia.

Afortunadamente su mito jamás perdió del todo su antiguo esplendor y la llegada de ‘El señor de los Anillos’ sirvió para devolverles parte de su antigua gloria. Ahora se han reconstruido como una raza mágica poderosa; una raza indispensable dentro de toda novela fantástica.

Elfos en la edad moderna

‘’Los elfos no cuentan historias a la manera de los hombres pero, sobre todo, no se las inventan. Los elfos saben alabar la belleza del mundo, pero no saben jugar con la realidad. Viven en un mundo espléndido, eterno y estático’’

― Muriel Barbery, La vida de los Elfos.

Alejándonos un momento de las antiguas representaciones en la mitología y leyendas; nadie puede negar que son todo un icono de la cultura popular y la raza por excelencia dentro del género de la fantasía.

Desde la obra de William Shakespeare “El sueño de una noche de verano” hasta las novelas de fantasía clásicas de J.R.R. Tolkien que llegaron 300 años después.

Elfos en El señor de los Anillos

el señor de los anillos
Elfos en el Señor de los Anillos

‘’Creía haber visto una vez un elfo en los bosques y todavía esperaba que algún día vería más. De todas las leyendas que había oído en sus primeros años, los elfos siempre lo habían impresionado profundamente’’

― La comunidad del anillo, John Ronald Reuel Tolkien.

La imagen que tenemos actualmente de los elfos se la debemos enormemente al ‘El señor de los Anillos’. Sin duda, esta obra de Tolkien se encargó de regresarles su antigua gloria.. Posicionando a las aventuras fantásticas como la cúspide del género.

En el señor de los anillos tienen un papel protagónico, son respetados por la mayoría de las otras razas y se caracterizan por ser hermosos e inteligentes; casi inmortales. No les gusta juntarse con humanos, puesto que los ven inferiores.

En la Tierra Media, rara vez manifiestan algún de magia extremadamente poderosa, aun así son muy respetados debido a sus habilidades sobrehumanas tales como audición y visión mejorada, manejar algún tipo de telepatía e incluso poder controlar la naturaleza hasta cierto punto.

No es difícil notar que todas estas características divinas están estrechamente ligadas a la mitología nórdica. De hecho, Tolkien tomó inspiración directa de los nórdicos para retratar a la mayoría de sus criaturas mágicas.

Elfos de Santa Claus

elfos d&d
Elfos de Santa Claus

¡No podemos dejar de hablar de los elfos de Santa Claus! En los últimos años se popularizó su imagen como pequeños seres vestidos de verde y orejas puntiagudas que se encargaban de ayudar a Santa en su taller en el Polo Norte. Todo gracias a las ilustraciones de varios libros infantiles del siglo XIX.

En esta representación, se parecen más a las versiones ágiles y pequeñas de los elfos en el folclore inglés. No tienen magia, pero son bastante alegres y divertidos. Lo más interesante es que esta imagen llegó para quedarse, ¡como lo demuestra el éxito de muchas películas navideñas!

Elfos en Harry Potter

elfos pep catalá
Elfo en Harry Potter

‘’Un elfo que trabaja incomodo, no trabaja bien y entonces, no es un buen elfo.”

― Harry Potter y la Orden del Fénix, J.K. Rowling

La famosa obra de fantasía Harry Potter también aportó su grano de arena y creó su propia interpretación , aunque esta vez es un poco diferente a lo  que estamos acostumbrados. Los elfos de Harry Potter se parecen más a los brownies o duendes que a los elfos de la fantasía moderna.

Estos elfos sirven a los magos y generalmente se encuentran bajo el empleo de antiguas familias mágicas. Los elfos domésticos deben hacer todo lo que sus amos ordenen a menos que sean liberados.

A pesar de su actitud pasiva y servicial, son capaces de hacer magia muy poderosa sin necesidad de varitas. ¡Eso sí! No pueden usarla en contra de su amo.

Diferencia de los elfos entre otras criaturas fantásticas

Diferencia entre elfos y duendes

Entre elfos y duendes la diferencia primordial sería su tamaño. En la actualidad los elfos son seres parecidos a los humanos, pero más sabios y poderosos; tienen una conexión especial con los bosques. Mientras que los duendes son espíritus traviesos que disfrutan de hacer bromas.

Los elfos son retratados como criaturas hermosas, más brillantes que el sol; siendo muchas veces vistos como los más sabios del bosque. A diferencia de los duendes, que son simples espíritus del tamaño de un niño.

Diferencia entre elfos y hadas

La diferencia entre elfos y hadas depende del punto de vista. En el folclore inglés no existe mayor diferencia entre ellos, siendo que ambos son pequeños seres espirituales. La diferencia se puede apreciar mejor en la reciente literatura fantástica, donde elfos y hadas destacan por razones distintas.

Los elfos reales son criaturas del bosque, demasiado elegantes y sabios para los humanos, a pesar de su parecido físico. Mientras que las hadas vienen en muchas formas y tamaños, pero generalmente son pequeñas y de carácter volátil; se encargan de cuidar la naturaleza.

Conclusión: los elfos siempre estarán con nosotros

Como podrás ver los elfos son criaturas tan antiguas como interesantes; han formado parte de nuestra mitología y cuentos, y esto sólo es la superficie de lo que pueden hacer.

Han tenido distintas interpretaciones a lo largo de los años, pero nadie puede negar que su esencia se mantiene. Los elfos son criaturas de la tierra y su conexión especial con la naturaleza los han convertido en una raza representativa dentro del género de fantasía.

Cuando la mayoría de las personas piensa en fantasía, piensan en Tolkien y sus criaturas mágicas, especialmente los elfos. ¡Y con buenas razones! Los elfos son la raza fantástica por excelencia y así seguirá siendo. El folclore, al igual que el idioma y la cultura, está en constante evolución, y los elfos probablemente siempre estarán con nosotros, de una forma u otra.