Saltar al contenido
Duendes

Elfos de Oscuridad

elfo puck
Elfo de oscuridad

Los elfos de oscuridad, elfos oscuros, o a veces llamados elfos negros, eran la contraparte de los elfos de la luz y vivían en Svartálfheim como enanos en el suelo. La luz solar era su más grande debilidad; al ser tocados o expuestos al sol inmediatamente se convertían en piedra, como una especie de maldición.

Así como su contraparte (los elfos de luz), los elfos de oscuridad representaban una parte de la sociedad nórdica: las cosas que más despreciaban. Eran conocidos por molestar y amenazar a los humanos. Muchos nórdicos creían que ellos eran los encargados de crear las pesadillas en las mentes humanas.

El famoso poema nórdico, Edda Prosaica, hace una breve referencia a los elfos de oscuridad, indicando que son ellos quienes se encargan de mantener los incendios que arden en las profundidades del árbol del mundo. En los textos nórdicos, el término elfos oscuros parece ser más o menos sinónimo de enanos, que eran los maestros artesanos del cosmos nórdico y preferían vivir en cabañas subterráneas adecuadas para su trabajo como herreros,

Los elfos negros viven bajo tierra; son feos, de larga nariz y de un color negro sucio , aparecen sólo durante la noche, pues odian la luz del día, la cual temen. Su lengua es el eco de los parajes solitarios, y viven en cuevas y húmedas grietas..

Thomas Bulfinch “Edad de Oro del Mito y la Leyenda”:

La leyenda más temible y terrorífica de los elfos oscuros entre la gente del campo era que su peor fechoría consistía en robar el aliento de los niños mientras dormían, se los llevaban a sus escondites y los adiestraban y convertían en elfos oscuros, los iniciaban en las malas artes de la nigromancia y la magia negra. Según estas leyendas aveces estos niños volvían de mayores convertidos en poderosos brujos con extraordinarios poderes.

En la literatura hay una saga de libros llamada El Elfo Oscuro que ha tenido mucho éxito.